Magia, Rituales y Esoterismo

¿Qué es una Bruja?

¿Qué es una Bruja?

¿Qué es una bruja?

Cuando hablamos de brujos, brujas, hechiceros o hechiceras invariablemente nuestra mente se traslada a la época de la Inquisición española que es probablemente donde este término se acuñó y se asoció a una imagen no muy apropiada ni tampoco muy real. En aquella época, se quemaron en las hogueras a muchas mujeres que poco o nada tenían que ver con la brujería, hechicería, chamanismo etc. de hecho no quemaron ni a una sola bruja auténtica y sí a muchas personas que representaban un conflicto de interés para sus vecinos, rivales etc.

Si acudimos a la antropología para definir este término y con indiferencia de las diferentes tendencias paganas o religiosas una bruja es una persona que tiene una serie de facultades especiales que generalmente suelen ser de carácter hereditario y ello le confiere habilidades para realizar alquimia en sus rituales. Entre estas habilidades se podría mencionar la videncia, clarividencia, sanación y un amplio conocimiento y manejo de la energía. Además, son inherentes a la persona de tal forma que aunque ella quiera evitar el uso o no sea practicante de la brujería como tal siempre van a estar ahí.

La connotación que tiene la palabra bruja o la palabra brujería es muy negativa porque a través de los siglos y especialmente a raíz de la persecución de la Santa Inquisición se las dibujó como seres malignos, adoradoras de Satán y propagadoras de grandes males pero nada más alejado de la verdad.

En tiempos antiguos era común que en las aldeas hubiera personas, generalmente mujeres aunque tampoco era inusual encontrar algún varón dedicado a la sanación por ejemplo, que se ocupaban de la salud de las gentes de su aldea, eran grandes conocedoras de las hierbas y sus propiedades para sanar y con estos elementos de la naturaleza preparaban remedios para tal fin.

Por otra parte no sólo se ocupaban de la gente sino también de los animales, con rituales y bendiciones y por otro lado también era usual que tuvieran el don de la videncia y con ello fueran consejeras también de su comunidad a través de sus profecías, augurios etc.

Los dones de las brujas, pasan generalmente de generación en generación por línea materna y también es común que haya una “señal” grabada en la piel al nacer del bebé y que suele desaparecer u ocultarse a las 9 lunas de vida y que identifica a la estirpe de la bruja.

Si después de ese tiempo la “marca” no desaparecía era preciso hacer un ritual para que desapareciese. Lamentablemente, este conocimiento ha ido desapareciendo a lo largo de los siglos porque por causa de la persecución en la Edad Media, el conocimiento que por lo general era transmitido de boca a boca, al ocultarse y disgregarse para escapar de la Inquisición favoreció la pérdida.

Es evidente que en este momento hablo de lo que yo considero “brujas genéticas” que portan en su ADN conocimientos y capacidades de otras vidas y estos conocimientos  y experiencias acumuladas en su ADN vibran en una determinada frecuencia. Esta vibración energética es diferente para cada una de ellas, si pudiéramos compararlo con algo sería sin duda con la música, unas funcionarían a nivel de una vibración instrumental única y otras funcionarían a nivel de una orquesta sinfónica con todo su poder, todo su potencial desarrollado y funcionando al máximo.

A pesar de que el conocimiento de una bruja genética está en su ADN y se transmite a nivel generacional, es preciso que esa bruja se instruya, que aprenda, que estudie intensamente porque el conocimiento adquirido aumenta y potencia su sabiduría y si además lleva una conducta apropiada en su comportamiento siguiendo las reglas (si, hay que seguir las reglas de su hermandad) también verá aumentado su poder y además favorecerá a todo el clan.

Si una bruja se desvía (lamentablemente en todas las familias y en todos los cocidos hay garbanzos negros) su poder disminuye y a su vez pierde el reconocimiento de sus hermanas, incluso es posible que la aíslen de la comunidad para que sus vibraciones no afecten al resto de la hermandad. Con ello, hago hincapié en lo importante que es respetar la estirpe, los ancestros, las reglas de la  hermandad y la misión de cada una.

Una bruja no es ni buena ni mala, simplemente es una persona justa y a veces esa justicia es complicada determinar y como se suele decir no siempre llueve a gusto de todos.

Algo que se ha perdido en los tiempos actuales es “el honor” entre brujas, las  “neo-brujas” o “pseudo-brujas” más bien, hacen lo que les parece, cuando les parece, sin respetarse entre ellas y hay algo que una verdadera bruja debe entender: “El poder de una es el poder de todas” y “el poder de una es el que les falta a todas”, y justamente por esto las brujas deben ayudarse entre ellas, deben protegerse entre ellas y sobre todo “entre brujas no se pisan la escoba”.

Bruja del Norte

Si deseas recibiir las novedades del blog de manera gratuita por favor usa el formulario que encontrarás en el lado derecho del blog para inscribirte. SIGUEME EN FACEBOOK 🙌

Bruja del Norte



2 thoughts on “¿Qué es una Bruja?”

  • Hola me gustaria saber como puedo yo descubrir que soy una bruja ? Creo lo soy pero no estoy segura como puedo descubrir si soy oh no. Muchas gracias de antemano ☺. Un saludo!

    • Las brujas genéticas nacen con una marca. Esa marca desaparece a las 9 lunas pero obviamente es algo familiar. Sin embargo hay personas que pueden tener dones y no ser necesariamente brujas genéticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!